Want and be

Agencia de marketing y eventos

By Want and be / Eventos

Emprendiendo en cultura

12

febrero

Alguna vez os contaremos las sensaciones que se experimentan cuando se organiza un evento, el sube y baja de optimismo y pesimismo, la adrenalina, los nervios del día de antes, las prisas de las horas previas, ese momentazo en el que te das cuenta de que todo está saliendo bien, y el cansancio del día después. Pues bien, en medio de esa resaca buena que no da dolores de cabeza sino sonrisas estamos hoy, retocando fotos, recibiendo WhatsApp con más fotos y dándole un repaso a las redes sociales. Porque  ayer fue uno de esos días BONITOS.

Existe un proyecto en Jaén con este nombre que tanto significa para los que decidimos cumplir nuestros sueños en el ámbito laboral: Emprendiendo en red. Porque emprender no es una aventura en solitario, para emprender con éxito necesitas de otros y otros necesitan de ti. Y si a ese la espíritu de cooperación y creación de lazos le unimos el amor por la cultura, tenemos el evento que se celebró ayer: emprendiendo en cultura. La cultura, ese gran olvidado en tiempo de crisis, cuando parece que hay cosas mucho más importantes que mimar nuestra historia, nuestra creatividad,  cuando precisamente lo que había que hacer en épocas así es todo lo contrario, fomentarla. Porque es lo que nos hace ser humanos. Porque solamente desde el arte y la sapiencia podremos construir una sociedad mejor. Y otra manera de construir una sociedad mejor es ayudando a quien más lo necesita. Porque emprendiendo en cultura era además benéfico: la entrada íntegra del festival se destinó a los peques de ALES Jaén

Para empezar se celebró un concurso de pintura, con la catedral como protagonista ¿por qué? ya lo contamos en el Facebook de emprendiendo en red, en el cual nos dieron la oportunidad de escribir para acercarnos un poco más a la historia de nuestro gran monumento. Y por la tarde, el plato fuerte, una mesa redonda de lujo: Pablo Lozano, Viviana Alcantara, Lucía Rueda, Juanlu Domingo, José Ríos, Rosa Valiente, Rosario Sabariego y Ramón Rodríguez , nos contaron su experiencia y nos hicieron pensar y reflexionar en un coloquio con un público muy activo. Y luego tocaba celebrar, celebrar que en Jaén sí hay, si hay cultura, talento y ganas de hacer las cosas bien. Nos reímos hasta que nos dolieron las costillas con Cincomentarios, nos sorprendimos con la magia de Octavio, nos emocionamos con el recital de Rosario Sabariego y Mariela Germán  y bailamos, cantamos y flamenqueamos con la gran Rocío Llavero.

Y si ya era un privilegio ser una de las más de 50 personas que disfrutó de ese evento, imaginaros la suerte de poder vivirlo desde dentro. Hemos tenido poco tiempo para prepararlo, pero hemos disfrutado cada segundo. Han sido varias las tardes en las que nos hemos acercado por un solitario Salón Mudejar, nos hemos sentado y hemos mirado a esa escondida joya que tiene Jaén, su artesonado, su patio… Aunque reformado con los siglos tiene un aire mágico, que atrapa y que te hace sentir que estás ante la historia viva de tu ciudad. Y en eso nos inspiramos para decorarlo. No era cuestión de romper, de modificar o de abrumar con una decoración excesiva, sino de ensalzar la belleza innata del lugar.

Quisimos respetar los elementos que había, y con la cultura en la cabeza, que era el motivo por el cuál nos reuníamos, crear una ambientación muy romántica, que fuera más allá de lo vintage y que creara un acompañamiento a lo verdaderamente importante, la celebración de dos de los motores principales hacia el progreso: el emprendimiento y la cultura. Y la música es cultura, y cómo si el mobiliario del salón tuviera mucho que decir, nada más entrar por la puerta, un piano antiguo ¿lo teníamos fácil verdad? Así transformamos esta maravilla, con flores secas, jarrones, libros y partituras.

Y el salón mudéjar nos tenía preparado otro regalo: un bargueño antiguo, con sus mil cajones, cobijo de tantos secretos ¿quién puede resistirse a llenarlo con flores?

La pequeña tarima que albergó a nuestros ponentes y artistas la queríamos muy sencilla, había poco espacio y no queríamos comernos al espectáculo; hiedra y flores silvestres para adornar la madera.

Y en el imponente patio, otros protagonistas del evento, una pequeña selección con los mejores cuadros del concurso y un pequeño set de entrevistas, con un bodegón en alturas con alegorías a los diferentes artes: música, literatura, pintura, arquitectura…

Y así llegamos a casa, después de haber disfrutado y recordado por qué amamos nuestro trabajo y por qué nos gusta organizar eventos, para ver a los demás disfrutar, para disfrutar con los demás, para crear recuerdos y para hacer sueños realidad. Eso si… el dolor de pies de correr ayer, es un hecho. Gracias emprendiendo en red, gracias Carmen por confiar en nosotras, seguimos pensando que fue una suerte que te cruzaras en nuestro camino.

 

Leave a reply

  • Want and be
  • Want and be
  • Want and be
  • Want and be
  • Want and be

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies