Want and be

Agencia de marketing y eventos

By Want and be / Marketing

La importancia de un buen packaging

05

febrero

Compramos con los ojos. Podemos escudarnos en que somos compradores inteligentes, que comparamos, que investigamos y elegimos el producto más adecuado. Pero todos alguna vez hemos caído rendidos ante el atractivo de un buen packaging. Y es que los seres humanos somos seres estéticos, sabemos apreciar la belleza, y no solo apreciarla sino que la valoramos como algo importante. Todos compramos ropa que nos parece bonita, objetos decorativos que creemos que pueden quedar bien en casa… y ese aprecio por la estética lo tenemos en cuenta en cada decisión de compra, por ello hoy os traemos las claves de un buen packaging.

Comencemos por lo básico, ¿para que sirve el packaging?  La función natural del packaging es el de protejer al producto en cuestión durante su traslado a los centros de venta, su permanencia en un depósito o en un local y su manipulación. Por tanto lo primero que debemos cuidar a la hora de elegir el packaging de nuestro producto es que cumpla su función básica: que sea adecuado al producto que va a proteger y cuide de que llegue al consumidor en optimas condiciones. De nada sirve que el continente sea visual o impactante, si no va a cuidar el contenido.

Ser original es el siguiente paso en la elección de un buen packaging. En un mundo en el que la competencia es feroz y la estandarización de los productos es un hecho, la diferenciación por medio del packaging puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.  Por ejemplo, los perfumes, ¿Sabíais que el 40% de los consumidores elige las fragancias antes de olerlas? Se guían por el packaging. Por eso el recién lanzado “good girl” de Carolina Herrera, se ha colado esta Navidad entre los más vencidos, codeándose con míticos de Dior o Chanel ¿Por qué? Ese infinito tacón dorado de este stiletto seguro que tiene mucho que ver.

También hay que darle especial importancia al “packaging sugerente“. Y ¿qué significa esto? Sugerir es incitar, indicar o inspirar una idea. Jugar con nuestro subconsciente, para introducir una idea sobre nuestro producto sin escribirlo en la etiqueta es lo que se pretende. Siguiendo con el perfume, este producto es un premium por naturaleza, sinónimo de lujo y de sofisticación. ¿Por qué no llevamos estos valores a un producto que también es oro como el #AOVE? Esto es lo que ha hecho Picuélite, con su formato de 200ml. Más que aceite parece una botella de perfume ¡todo un éxito para regalar!

El packaging puede llegar al corazón, como lo hacen “los ahoras” con su story telling. Es mucho más que un regalo, porque el proceso de apertura del mismo más que un trámite es toda una experiencia para el regalado y el que regala.

Pero el packaging no solo tiene que ser bonito, tiene que ser práctico. Prueba de ello son las estandarizadas pero a la vez identificativas cajas de cartón de Amazon. Son formatos fáciles de abrir, pero a la vez seguros para transportar nuestras compras online. Además han supuesto un ahorro para la empresa, al reducir tiempos de empaquetado.

Llevar el packaging a los servicios parece un disparate ¿no? Pues en eso consiste diferenciarse. Podemos ser arquitectos, topógrafos, o proveedores de servicios de marketing online (guiño, guiño) pero no es lo mismo entregar el proyecto o presupuesto en un triste mail o tirando por la casa por la ventana en un pendrive, que dar formato y que desde el momento mismo de la entrega del proyecto, trabajar con nosotros sea una experiencia.

Leave a reply

  • Want and be
  • Want and be
  • Want and be
  • Want and be
  • Want and be

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies